Te gusta bloggear? Surfea de blog en blog…

En el pasado Fitur, pareció como si los responsables de gestores de contenidos y los profesionales de la calidad de los mismos, estuvieran al alza. Rafael Martínez, dibuja en su post la tipología de los contenidos básicos de un blog. A día de hoy, escribo en 4 blogs, y me interesa todo aquello que versa tanto sobre su mejor contenido para lectores y arañas, como sobre la calidad de su lectura. Si en la atención al huésped presencial, cuidamos aspectos como el tono de voz (siempre un semi-tono por debajo de a quien atendemos), o cuidamos nuestro lenguaje corporal, creo es igualmente importante atender correctamente, personalizar, una de las vías de mayor comunicación de nuestro establecimiento, servicio o producto: el blog y sus post.

Personalmente distingo en su metodología, a los que tienen lectores acostumbrados a su lectura respecto a los que congregan lectores que no están familiarizados con la misma. Y en función de ello es mucho mejor usar pocos links a demasiados (pueden desviar la atención en la temática de la lectura). Se sabe que la dimensión ideal oscila entre las 350 a las 450 palabras. Y que son preferibles links desde un palabra, que no desde una frase. También si tu blog es leído por lectores no habituales de blogs, duplicar alguno de los links (el principal) uno de forma tácita y el otro de forma expresa: El pasado 12 de junio estuvimos en la conferencia deSlideShare con la conferencia del pasado 12 de junio, aquí. Usar enlaces internos (a otros posts del blog), controlar el tamaño del título para que sea fácilmente twiteado o no quede recortado al llegar por mail y usar las palabras clave en el titular para los buscadores, los rss y para los lectores no habituales. Y al final, darse tiempo para perfeccionar el estilo final del post: sustituir verbos de conjugación compuesta por sencilla si cabe, ser escrupuloso en cuanto al ritmo de la lectura del post leyéndolo varias veces en voz alta, buscar sinónimos, vigilar la repetición de preposiciones, usa un diálogo coloquial propio…

Pero siempre se ha sabido que es mejor usar siempre una fuente con pie y de buen tamaño o que las tintas grises oscuras redundan en un efecto relajante y de comodidad de la lectura, y que resaltar los enlaces con una sombra opaca o de otro color, potencia el link. Pero estos aspectos siempre han dependido de si la template del blog lo admite.

Por un lado, cuando no eres ningún experto, no siempre conoces al elegir una template, todas sus posibilidades, y por otro, cuando eres editor pero no creador, siempre debes ajustarte a la plantilla otorgada. Pues bien, ScribeFire Editor para Firefox resulta ser una muy buena opción para personalizar fuentes que complementa y facilita la edición de tus post en tu blog, independientemente de la template que uses, tal y como puede verse en este post.
Es decir, no sólo sea cual sea (prácticamente) la template de base sobre la que trabajes, el estilo visual del post que creas en ScribeFire se conserva, sino que además te permite editar comodísimamente posts diferentes para cualquier blog sin tener que acceder a la administración del mismo. Partiendo la pantalla del ordenador, accedes a cualquier información, imagen, link… pudiéndola aportar. Lo más parecido a surfear de blog en blog…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s