¿Yo soy mi #perfil ?

Pixelación del inventor del cubo de Rubik, rompecabezas mecánico en 3D

@mferres inició un domingo de agosto, un interesante debate en twitter bajo el hashtag #perfilstwitter [cat]. En post posterior, desvela que un artículo en The Chronicle of Higher Education, el profesor Christian Brady explicaba que poseía dos perfiles en Twitter, uno en función del cargo que posee en la Universidad y un segundo para uso personal y de investigación, la hizo cavilar… (el debate completo se encuentra recogido en el siguiente tweetdoc [cat]). Y es que a raíz de su debate, se vierten diferentes opiniones a favor de la unicidad del perfil digital o bien de su multiplicidad:

  • Que la dimensión digital es una parte más, integrada al individuo, por lo que no tiene demasiado sentido separarla.
  • En los perfíles políticos la igualdad “perfil profesional-perfil personal” otorga credibilidad a su mensaje profesional.
  • Los casos de multilingüismo de marcas, son causa de multiperfiles, perfectamente comprendidos, ya que responden a una única personalidad.
El asunto de la identidad no es nuevo en las RRSS. Desde la problemática etiqueta de los amigos en Facebook para quien miraba con recelo la plataforma, hasta hoy en día, probablemente más adultos en el uso de las mismas, la identidad digital es aún muy sensible a un efecto halo como marca Toni Martin Avila en su imperdible post El Efecto Halo en el entorno digital.
Y quería incidir en situaciones que se observan cuando trabajas en las Redes Sociales:
  • Ya no es tan extraño en empresas con fuerte presencia en entorno digitales, que puntualicen la comunicación personal de quien va a representarles, por lo que se dan casos y no sólo en los consabidos Community Managers (no son los únicos que pueden/suelen representar a una empresa, pero esto ya es motivo de otro post), cuyos Facebook y Twitter personales, se encuentran no sólo bajo condiciones de contrato sino también bajo la cuenta de resultados de la empresa. La coherencia persona-profesión y su representatividad no pasan en absoluto desapercibidas. La gerencia es plenamente consciente de su visibilidad.
  • Hay perfiles personales, que poseen un segundo perfil digital para seguir los acontecimientos futbolísticos. O bien segundos perfiles eróticos: la pasión deportiva, la sexual o también la de determinados hobbys “nicho” produce perfiles. Ámbitos personales que pueden ser polémicos socialmente o entrar en conflicto por idoneidad con la representatividad profesional, al igual que en la vida real, se vinculan a otro ámbito digital, con sus círculos de seguidores concretos que comparten la misma pasión. ¿Política de pseudónimos? Quizás se trate de una política  de credibilidad y de liderazgo.

Este desdoblamiento de perfiles digitales quizás se deba a lo que Toni Martin Avila en su post, denomina al tratar la sociabilidad digital de marcas o personas, como una forma de ofrecer “su imagen bella digital, y que los usuarios que la siguen, sus fans, followers puedan ver en ella otras cualidades que en muchos de los casos no corresponden con la realidad“. Quizás lo mejor para todos aquellos que son conscientes de su responsabilidad social, sea separar sus diferentes facetas que no se corresponden con su rutinario: segmentar. No puedo estar más de acuerdo cuando apunta que el efecto halo en el entorno digital demuestra lo poco que sabemos sobre aquello que influencia nuestra evaluación de las personas y del mundo, aun cuando creemos hacer juicios de valor objetivos, y lo poco tolerantes que nos podemos mostrar a cambiar nuestra forma de pensar.

Repasando el debate, recuerdo la cantidad de personas que sé que disponen de doble perfil (y triple y cuadruple…) en las diferentes Redes Sociales pero sobretodo en Twitter: quienes segmentan absolutamente sus diferentes facetas muy conscientes de su visibilidad y que no les limita su entusiasta sociabilidad también digital.
Pero el tema no termina aquí, esta semana de octubre, en Condenados a gustar (en Facebook), condenados a seguir (en Twitter) publicado en El País por Karelia Vazquez (más de 3000 re-tweets), añade el tema de los conflictos de la nueva ingeniería social respecto a educación, a protocolo digital, y si tenemos desarrollada una vida analógica multidigital, no sólo en varias plataformas sino en varios perfiles, no está de más observar el múltiple cuidado (ingeniería) a tener en cuenta y a observar. Pero todo termina o bien se fomenta, cuando conoces que El amor y la comprensión, son las bases del liderazgo (por @MontsePenarroya).

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s